Novedad: «La casa de 1908», de Giulia Alberico

Giulia Alberico
La casa de 1908
Traducción del italiano de César Palma
Colección Micra
Páginas: 152
ISBN: 978-84-948348-4-4
Título original y año de publicación: La casa del 1908, 1999
En librerías a partir del 4 de julio de 2018

Los objetos que nos rodean pueden parecernos en ocasiones el emblema de lo que pasa, de lo que se reduce a polvo, pero lo cierto es que muchas veces llegaron antes que nosotros y nos sobrevivirán. La casa de este bello relato nos habla en primera persona de las generaciones que acogió y nos cuenta su historia y la de los personajes según lo que ocurre en sus estancias. Preocupada por su futuro, y sin poder intervenir directamente en las decisiones acerca de su destino, es testigo de las vicisitudes de sus dueños, sobre las que extiende una mirada no exenta de ternura.

Giulia Alberico (San Vito Chietino, 1949) reside en Roma. Ha publicado novelas, ensayos y relatos como Madrigale (premio Arturo Loria 2000), Il gioco della sorte, Come Sheherazade, Il vento caldo del garbino, Los libros son tímidos (premio Torre Petrosa 2008) y Grazia.

«Un libro hermoso. […]  Una casa que huele a cera y almidón; un mundo hecho de pequeñas cosas y grandes pasiones.» Alberto Bevilacqua

«La de Giulia Alberico es una escritura admirable, equilibrada y discreta cuanto irónica e incisiva». Giuseppe Pontiggia

«Una prosa trabajada, limpia, decidida a moverse lentamente, casi queriendo evocar una lentitud de las cosas, un deseo de detener el tiempo.» Mario Baudino, La Stampa

«Giulia Alberico, una escritora que tiene mucho que decir sobre el mundo de las mujeres.» Lisa Corva, Grazia

«Una escritura cada vez más intensa, suavizada por la sensibilidad lingüística característica de Giulia Alberico.» Donna

 

Novedad: «Quemaduras», de Dolores Prato

Dolores Prato (Roma 1892-Anzio 1983) creció en Treia, en la región italiana de las Marcas. Aquí residió hasta 1912, instruida primero por sus tíos, a quienes su madre la había confiado, y luego por las monjas salesianas. En 1918 obtuvo en Roma el título de magisterio; opuesta al fascismo, hasta 1927 enseñó letras en la escuela pública y posteriormente dio clases particulares. Una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, colabora con diferentes publicaciones, como Paese Sera, y publica dos libros, Sangiocondo (1963) y Quemaduras (1967), ambos autoeditados. En 1980, la editorial Einaudi publica una versión parcial (que ella consideraba amputada) de la novela Giù la piazza non c’è nessuno; la edición íntegra no apareció hasta 1997.

«Con frecuencia se mencionaban ciertas “quemaduras” […] que el “mundo” solía causar a quien intimaba más de la cuenta con él. […] No sé por qué, pero cuando se hablaba de las quemaduras, las miradas y las voces solían dirigirse más a mí, como si una inteligente e iluminada previsión avisara que yo estaba más expuesta que las otras a esos percances.» Intenso y deslumbrante, Quemaduras condensa el riquísimo universo poético de Dolores Prato, una escritora cuyo material primigenio fue siempre autobiográfico. Este relato no exento de ironía sobre una adolescencia pasada entre los muros de un colegio de monjas nos conduce, gracias a la poderosa mirada de Prato, a tiempos pasados en los que personas y objetos adquieren una impresionante densidad mítica.

«Un cuento tan perfecto como una novela en miniatura. […] La gran escritora de las Marcas consigue unir la memoria de la joven furiosa que fue con la anciana desilusionada en que se transformó. Con poderosa lucidez vincula a las dos mujeres en un pasado en movimiento, una gota imperdible de presente.»

Grazia Livi

Dolores Prato
 
Quemaduras
 
Posfacio de Elena Frontaloni
 
Traducción del italiano de César Palma
 
Colección: Micra
 
ISBN: 978-84-945348-8-1
 
Título original y año de publicación: Scottature, 1967, 1996.
 
Fecha de publicación: 24 de mayo de 2017